Huellas. Parte 1

«El camino era lo único en lo que pensaba, iba dejando atrás experiencias, días y los sueños en los que se recreaba cada noche sin importar si alguno se cumpliría, sólo por el intrínseco placer de imaginar otros mundos,
situaciones, personas y noches estrelladas iluminadas con el tintineante haz que emanaba cada astro en el infinito.

FB_IMG_1449353116718Sentía que en el transcurrir de cada pisada parte de ella quedaría en las huellas que iba dejando y parte del viaje quedaría impreso en su ser con cada grano de tierra, arena y polen que quedaban depositados en su piel y en su pelo.

No importaba si el Sol lucía o era tupído por las nubes en un día gris, o si una tormenta hacía retumbar el suelo que pisaba, sólo los tornados que emergían a veces de su interior fruto de sus emociones perturbaban su estado de ánimo,  tampoco le asustaban las fieras que encontraba, la confianza de su sonrisa y la bondad de su mirada eran escudos suficientes para protegerse de la más temible bestia…..»

Continuará………..

Una historia original de @chispainquieta

¡Muchas gracias por leer!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s