De fábrica

Se supone que nadie nace sabiendo (las suposiciones igual que las comparaciones son poco recomendables),  desde bien jóvenes nos dedicamos a aprender lo que los adultos nos enseñan (algo también aprenden con nosotros) así como de las experiencias vividas, y luego somos nosotros los que enseñamos a la generación que damos la vida (y nos enseñan), repitiéndose esto en cada ciclo y en la naturaleza pasa igual, una eterna simbiosis. Sin embargo, como decía, no es así del todo, aquello que viene con nosotros “de fábrica”, eso que sabemos de manera espontánea, sin saber cómo ni cuando lo adquirimos, nuestros rasgos de carácter, nuestros dones y talentos, lo que nos distingue del resto, es aún un misterio y una maravilla. Sigue leyendo

Temperamento

Nadie necesita subirse a una silla para llamar la atención, ni salir de su casa gritando, lo único necesario es pisar con fuerza en cada paso, caminar con seguridad y sabiendo a donde vas, entiendo que no es un saber consciente, sencillamente caminas y te dejas llevar por tu corazón y tu intuición, tanto en el sentido metafórico como en el literal de la vida.FB_IMG_1468248311437

Hay un tipo de personas que quizás no saben donde van, sencillamente se dejan llevar, fluyen y van tan erguídos y seguros que nadie les tosería al pasar, ¿quién se atrevería a llevarles la contraria e incluso bloquear su camino? me gustan las personas así, ¿a quién no?, Sigue leyendo