Temperamento

Nadie necesita subirse a una silla para llamar la atención, ni salir de su casa gritando, lo único necesario es pisar con fuerza en cada paso, caminar con seguridad y sabiendo a donde vas, entiendo que no es un saber consciente, sencillamente caminas y te dejas llevar por tu corazón y tu intuición, tanto en el sentido metafórico como en el literal de la vida.FB_IMG_1468248311437

Hay un tipo de personas que quizás no saben donde van, sencillamente se dejan llevar, fluyen y van tan erguídos y seguros que nadie les tosería al pasar, ¿quién se atrevería a llevarles la contraria e incluso bloquear su camino? me gustan las personas así, ¿a quién no?,gente que no necesita alzar la voz para tener razón, que te mira a los ojos al hablar y con poco más de una sonrisa y un argumento sólido te gana y te lleva a su terreno, pero aún se necesita algo más que todo esto, es necesario una pizca de honestidad y de autenticidad,  es preciso ganarse la confianza con la verdad, pero sí que en ocasiones es necesario vestirla bien con la Actitud o dicho de otro modo, quizás no tan repetido, Temperamento.

Me pone nerviosa, me inquieta, me atormenta y me perturba (citando a mi querida astróloga televisiva Esperanza Gracia) la gente titubeante como actitud constante, porque puedes dudar y tener tu tiempo de reflexión para tomar una decisión, ya que unos instantes de incertidumbre siempre son necesarios para organizar ideas, para llegar a tomar partido por algo antes debes de caminar un sendero que te lleve a la decisión que consideras acertada, lo sea o no realmente, pero hay personas que nunca están satisfechas con nada, nunca están seguras, creo que a veces un «sí» o un «no» sencillamente tiene que parecer firmes, sea el ámbito vital que sea en el que estemos, aunque esta elección no sea perpétua e inamovible, ya que para cambiar de opinión siempre hay tiempo, en cada «sí», «no» o incluso un «quizás» (porque la vida está llena de escalas de colores y de grises), hay que poner seguridad, y en definitiva con este tipo de personas te sientes segura, con ellas te vas «al fin del mundo».

Por eso, te animo a que te atrevas a decidir con el corazón, a caminar con el coraźon, a tomar decisiones firmes (que a veces no eternas ya que «rectificar es de sabios») e ir hasta el fondo si hace falta, te sentiras mejor que moviéndote en una balsa de aceite, y también me lo digo a mí misma porque nadie está a salvo de la incertidumbre y la duda.

Si tuviera que decidir unas cartas de tarot que definieran este post de hoy (voy a empezar a introducir las cartas de tarot porque cada arcano es un arquetipo fascinante lleno de simbolismo) sería una mezcla entre El Emperador, El enamorado  (o Los enamorados según la baraja) y El carro:IMG_20180802_000530

El Emperador por su firmeza y responsabilidad; El Enamorado por la toma de decisiones desde el corazón; y El Carro porque arranca con tanta fuerza que nadie se atreve a interponerse en su camino..

por eso…

Os deseo mucho Temperamento, Firmeza, Verdad y Honestidad (sí, con letra capital) en vuestras decisiones, no sólo mejorará vuestra vida si no la de las personas que os rodean, os traerá paz, tranquilidad y armonía, no olvidéis el yogurt con bifidus, que así todo saldrá mejor aún, es broma o no.. 😉

¡Muchas gracias por leer!

@chispainquieta

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s