Hilma af Klint, pura inspiración

Estoy fascinada con la pintora Hilma af Klint (1862-1944). Fue artista plástica, estudiosa del esoterismo, espiritualidad y ciencias ocultas, de lo cual se valió para crear su maravillosa obra, la cual estuvo oculta durante más de 40 años.

Recientemente he visto en Filmin gracias al Dart Festival el documental sobre su vida «Beyond the visible» (tenía infinitas ganas de verlo ya que seguí su proceso de creación en las redes y solo estaba disponible a través de circuítos de festivales especializados a lo largo del mundo). Desde que supe de su existencia hace unos años su obra, me deja perpleja y maravillada, también me produce este sentimiento y esa curiosidad como persona, artista, como canalizadora espiritual, pionera artística (no reconocida aún del Arte Abstracto), mística y desde luego como mujer valiente en una época (finales del s.XIX, principios del s.XX) que se le quedaba corta para su visión, misión y talento…

Su generosidad y honestidad hacia su misión en este mundo en un momento histórico donde iba a ser incomprendida y ninguneada me hace sentir profundamente agradecida por su entrega, su arte es su mensaje, tan enigmático como su mirada profunda, ya que dejó bien atado que su obra no se vendiese (la dejó en herencia a sus familiares más cercanos) y no se comerciase con ella, puesto que es un regalo para la Humanidad…

Es cierto, no es una artista como las demás, su trabajo no es una obra con la que se pueda comerciar, nadie puede pujar por una pintura suya y entrar en mercados negros donde el fin es que alguien obtenga un cuadro suyo por un valor material desorbitado y no por su calidad artística o valor pictórico o incluso espiritual (suele tener gran impacto emocional en las personas que observan sus obras en las exposiciones), es la obra de una mujer consciente de que no iba a ver cómo influiría e impactaría su obra, sin embargo se entregó a ella, de una artista que sabía que no se la iba a entender en su época y los artistas masculinos contemporáneos iban a trascender y ella quedaría mucho tiempo olvidada, omitida, incluso siendo pionera antes que todos ellos de un estipo artístico tan importante como el Arte Abstracto… Después de 100 años merece reconocimiento, merece que se la estudie y tratemos de entender el misterio del mensaje encerrado en trazos y colores, porque está claro que no pintaba para ella o para sus contemporáneos, pintaba para nosotros, para el futuro, tenía intensa fe ciega en que nos llegaría su trabajo y lo podríamos descifrar, y por si acaso junto a su amplia obra dejó cuadernos explicando sus procesos creativos, cientos de cuadernos, miles de páginas para mostrarnos y desentramar esos mundos invisibles que ella hacía visibles con sus brochas y pinceles…

Hace tiempo compré el catálogo de su exposición en el museo Guggenheim de NY («Paintings for the future») y si antes me gustaba y la admiraba, ahora lo valoro infinitamente más, me acompaña una reproducción de una de sus pinturas en mi habitación desde el año pasado, su espíritu me inspira profundamente, os recomiendo que si os causa curiosidad indaguéis más sobre ella, a mí me ha enamorado…

@chispainquieta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s