Como si fuera otoño

Las palabras tardan en salir, pero al final afloran solas, es como tirar del hilo del ovillo. Estoy rodeada de hojas a pesar de que es agosto, las hojas han comenzado a caer, no había reparado en que aún es pronto, siempre es pronto o tarde para algo, el eterno dilema de la vida, todo debe ser de otra manera pero en realidad no lo es, es “como tiene que ser”.

Nos han acostumbrado a la rigidez del “como tiene que ser” y nos cuesta entender el “es a pesar de”. Me gustaría poder borrar ese planteamiento erróneo de mi mente, la rigidez nos hace sentir frustración, son expectativas que no llevan a nada, a pesar de que las cosas sean siempre de otra manera y la vida fluye y “se abre camino”, por eso, a pesar de que suele haber gente que por inercia tiene el “pero” y el “no” por primera respuesta (a veces yo también), siempre existe la posibilidad de que el acontecimiento sea “favorable” al deseo que se tiene, si no, sencillamente tendríamos que adaptarnos a la situación y aceptar el nuevo rumbo de los acontecimientos como parte del fluir de la vida.

Estamos en pleno verano, es agosto y aunque el sol brilla, las hojas han caído como si fuera otoño.

@chispainquieta

Temperamento

Nadie necesita subirse a una silla para llamar la atención, ni salir de su casa gritando, lo único necesario es pisar con fuerza en cada paso, caminar con seguridad y sabiendo a donde vas, entiendo que no es un saber consciente, sencillamente caminas y te dejas llevar por tu corazón y tu intuición, tanto en el sentido metafórico como en el literal de la vida.FB_IMG_1468248311437

Hay un tipo de personas que quizás no saben donde van, sencillamente se dejan llevar, fluyen y van tan erguídos y seguros que nadie les tosería al pasar, ¿quién se atrevería a llevarles la contraria e incluso bloquear su camino? me gustan las personas así, ¿a quién no?, Sigue leyendo