De fábrica

Se supone que nadie nace sabiendo (las suposiciones igual que las comparaciones son poco recomendables),  desde bien jóvenes nos dedicamos a aprender lo que los adultos nos enseñan (algo también aprenden con nosotros) así como de las experiencias vividas, y luego somos nosotros los que enseñamos a la generación que damos la vida (y nos enseñan), repitiéndose esto en cada ciclo y en la naturaleza pasa igual, una eterna simbiosis. Sin embargo, como decía, no es así del todo, aquello que viene con nosotros «de fábrica», eso que sabemos de manera espontánea, sin saber cómo ni cuando lo adquirimos, nuestros rasgos de carácter, nuestros dones y talentos, lo que nos distingue del resto, es aún un misterio y una maravilla.

En la naturaleza cada animal tiene su propia «personalidad» y su sabiduría innata, lo vemos claramente cuando tenemos en casa alguna mascota, desde un pez hasta el animal más grande «domesticado» que podemos llegar a tener como un caballo o una vaca (en el campo, claro, no veo una vaca metida en un salón) todos y cada uno tienen sus rasgos que los distinguen de otros de su misma especie, en mi caso he tenido tortugas, peces, hámsters y gatos y puedo decir en definitiva que tengo más que comprobado que cada ser es un mundo y de todo y de todos se pueden aprender lecciones valiosas a gran o pequeña escala, la especie y el tamaño (al menos aquí) no importa.

Close-up face of Winter White Russian Dwarf HamsterDe los dos hámsters que he tenido, los cuales no los tuve simultaneamente, el primero, Gusi, «Hámster Ruso», sólo puedo decir que era un ser maravilloso, tan pequeño y tan inteligente que era imposible no quererlo, jugaba y nos reconocía a cada uno de la casa, con cada cual tenía sus detalles diferentes, sus costumbres, se dejaba coger, corría de mano en mano y sabía perfectamente cuando lo ibamos a sacar de la jaula y esperaba en la puerta a que la abriéramos y como estaba a la altura del piso de arriba, subía, esperaba a que introducieramos la mano para subirse a ella y se quedaba quieto como quien se sube en un ascensor hasta encontrarse fuera, si hay algo que tengo clarísimo es que de alguna manera tenía su corazoncito, creo que tuvo una vida agradable dentro de las circunstancias, nos transmitió felicidad y nos lo agradecía a su manera con sus pequeños gestos de confianza, en su último día de vida cuando ya estaba muy malín, salió de su casita, nos miró y luego volvió a meterse como quien se despide y sabe qué va a a pasar, era puro amor y no nos vamos a olvidar de él nunca.

Luego vino Cheese, tras la tristeza por la desaparición de Gusi pensamos que nos vendría bien tener otro rápidamente, nos equivocamos, era maniático y muy desconfiado, no se dejaba tocar, a la mínima te incaba el diente, era agresivo y ansioso, tratamos de hacerle la vida lo mejor posible, pero ni él era feliz y la verdad es que nosotros con él viendo el panorama tampoco, aún así le cuidábamos y mimábamos lo mejor que podíamos, pero después de un tiempo un día literalmente estiró la pata, lo encontré tieso patas arriba con una patita muy estirada que sobresalía de entre la paja, pobrecito, a saber qué vivió antes de nosotros, y qué sentiría para ser así, sus experiencias anteriores, ni él tiene la culpa de ser como era ni pudimos hacer que se sintiera bien aún con nuestras mejores intenciones, lo intentamos, después tiramos la jaula..

Lecciones aprendidas de unos seres tan humildes como son unos pequeños hamsters (aplicables a otros aspectos o circunstancias de la vida):

1. Cuando quieres a alguien y se va no puedes tratar de sustituirlo/a, al final alguien sufre o sufren ambas partes.

2. Por mucho que quieras querer a alguien, si no te quiere y no te trata bien, lo único que puedes hacer agradecerle su presencia en tu vida y dejarlo marchar..

La vida nos dio grandes lecciones de vida con estos pequeños seres, casi podría llamar Maestros, ellos llevaban la sabiduría con «de fábrica», directa o indirectamente, sus vidas tuvieron sentido y he aprendido de ellos.

Es un pequeño ejemplo, podría hablar de mis gatitas, pero será otro día….

¡Gracias por leer (y dejar un poco de sabiduría y algo vosotros con vuestra presencia)!

@ChispaInquieta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s